PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO


La idiosincrasia de los edificios de carácter patrimonial, hace que en cualquier monitorización sea primordial conseguir la mínima afectación física y a menudo visual de los sensores sobre los elementos constructivos.

Un cambio de impresiones con los técnicos responsables de cada estructura a monitorizar es básico, ya que son éstos técnicos los que gozan de un mayor conocimiento de la patología surgida y las restricciones asociadas a la actuación a emprender. Su opinión y recomendaciones son la base de la arquitectura de sensores e instalación a proponer.

Todas las lecturas recibidas de los sensores se presentan en un Dashboard al que los técnicos responsables tienen acceso. La presentación de las gráficas y datos se puede personalizar en cada caso con el fin de facilitar la comprensión e interpretación de los resultados.

Las lecturas de los datos recogidos pueden tener incorporados umbrales y alarmas que permiten establecer controles parciales sobre la evolución del fenómeno medido y si fuera el caso, disponer actuaciones parciales o totales y/o modificar los protocolos de actuación.

La instalación de sensores de desplazamiento en fisuras, será útil a la hora de establecer si éste tiene un carácter monotónico o cíclico. Las fisuras o grietas pueden ser monitorizadas en los tres ejes principales del espacio, lo que permite tener una visión completa de la cinemática del problema.

Un proyecto de Instrumentación y/o Monitorización bien planteado, permite obtener respuestas válidas en el caso de patologías de difícil caracterización.

La instalación de sensores de seguimiento continuo de los parámetros ambientales, resulta una solución extremadamente útil en aquellos casos en los que el aforo de público condiciona la durabilidad del continente o del contenido del edificio. El control de humedad, temperatura, presión de aire o contenido de CO2, por citar algunos de los parámetros más habituales, permite compatibilizar la afluencia de público con la conservación del patrimonio.

Monitorizar estructuras patrimoniales, resulta una inversión excelente cuando los costes de su reparación no son abordables en el corto plazo. Ello permite mantener el edificio o la infraestructura controlados, temporalizar y organizar la distribución de los recursos en el tiempo, y transmitir un mensaje tranquilizador a la población: el bien patrimonial está siendo ya controlado.



INTERVENCIONES DESTACADAS

Hospital de Santa Creu i Sant Pau
(Barcelona)

Claustro de la Catedral de Santa Maria
(Girona)

Antigua Casa de la Premsa
(Barcelona)

Campanar de Vistabella
(La Secuita-Tarragona)

Antigua Fábrica Ca l'Alier
(Barcelona)

Edificio Abat Oliva
(Conjunto Monástico de Montserrat)

Iglesia de Sant Rafel
(Nou Barris, Barcelona)

Edificio del Antigup Hospital Municipal
(Sant Feliu de Guíxols)

Ermita de Sant Pau
(Sant Pere de Ribes)

Santuario del Santo Cristo de Balaguer
(Lleida)

Antigua Sede de la UNED
(Girona)

Castillo de Montjuic
(Girona)

Iglesia de Sant Martí de Llampaies
(Girona)

Iglesia de Sant Martí de la Armentera
(Girona)

Salón Sant Jordi, Palacio de la Generalitat de Catalunya
(Barcelona)

Basílica de Santa Maria de Castelló d'Empúries
(Girona)

Ermita de Santa Maria de Sales
(Viladecans)

Puente del Demonio
(Girona)

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia
(Barcelona)

Chimenea Cerámica C/Ciudad de Granada
(Barcelona)

Muralla de Castelló d'Empuries
(Castelló d'Empuriies-Girona)

Monasterio de Santa Maria de Cervià de Ter
(Cervià de Ter-Girona)

Iglesia de Sant Quirze y Santa Susana de Muntayola
(Muntayola-Barcelona)

Monasterio de Sant Miquel de Crüilles
(Crüilles-Girona)

Iglesia de Santa Maria de Guimerà
(Crüilles-Girona)

Iglesia de Santa Maria de les Escales
(Crüilles-Girona)



Volver